EvaVita

Cerámica y pintura de la Vita.

Mi corazón en una maceta

Deja un comentario

Primero te haces de barro, un cuadrado. Macizo, pesado, con las esquinas perfectas y bien rectos los lados.

Esto es para hacer el capitel del que pretendo hablaros pero también puede ser, a veces, en la misma vida aplicado, conocemos a alguien y bueno… soñamos que modelamos…

Depende del gusto de cada uno el modelo de capitel que quiera hacer. Y para modelos, pues aquí ya se sabe, se buscará entre algunos ya hechos de los que hay gran gama: egipcios, dóricos, jónicos, corintios, románicos, góticos… O se inventa uno nuevo y propio, cuidado, que esto a veces puede resultar, cuanto menos, arriesgado.

Volviendo a los paralelismos, es lo mismo que en la vida cotidiana. Hay quienes sólo buscan modelos de personas ya conocidos y las hay que dado que lo conocido no les ha convencido, buscan modelos nuevos, o a veces incluso ideales dorados…

Y aquí estamos, con un cubo que queremos transformar en un hermoso capitel inventado. Lo que siempre hemos soñado. Moldea por aquí, redondea por allá, quita un poco de barro de aquí y se lo ponemos acá. ¿Color? encima de que la forma me la he inventado no voy a ponerle un color que le quite mérito al trabajo realizado, mejor algo sencillo, que sea delicado, que quede bien con todo y a mi lado. Sonríe, foto, acabado:

Imagen

Y esto le pasó al cubo de barro, que acabó siendo por cariño y amor modelado y convertido en un hermoso capitel blanco, sólo le falta ir a caballo montado. Pero, si en algún momento habéis pensado que esto saldría así de bien también con las personas, error, lo siento, pensamiento equivocado. Las personas no se moldean, a las personas no vale inventarlas, las personas son lo que son; el que es bueno, estupendo, y el que no, lechón.

Conste que la experiencia es un grado, y si así de segura hablo es porque a mi ha pasado. Hubo una vez que creí que a base de cariño y con mis manos, el que era un amor macizo, pesado, en amor delicado y blanco podía ser moldeado. Pero lo dicho, error, palo.

Por eso ya sólo moldeo barro, es mucho más sano. Y si al final resulta que la obra tampoco es para tanto tanto, pues ¡maceta al canto!

Imagen

Con las personas no, que no se inventa, idolatra o moldea, aprendí la lección. Que si no al final quien acaba plantada cual maceta y con el corazón convertido en estiércol marrón, !es una servidora¡ y ya no más, ¡no señor!

Anuncios

Autor: EvaVita

Artesanía cerámica y pintura. Piezas únicas. evavita.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s